Los superhéroes necesitan ayuda también y Lukas Čačković de 8 años, el niño para cuyo tratamiento se recauda el dinero a través de una acción humanitaria, se encuentra en papel de uno de ellos.





Con solo un año y medio de edad, Lukas tuvo la operación de la médula espinal, después de la que se quedó paralítico. Según afirma, a la vida en silla de ruedas ya se ha acostumbrado, pero no renunciará a su sueño de andar, algo en que muchos quieren ayudarle.