Leona tiene siete años. Siempre sonriente. Amada. Persistente. Esta es su historia que da ESPERANZA a la gente... Lavar los dientes. Peinarse. Andar independientemente. Ir al jardín de infantes. Ir al colegio. Algo que la gente entiende como una actividad normal en la vida, para Leona es un objetivo que está intentando alcanzar ya por años.

El subdesarrollo mutuo de las neuronas en el cerebro, paquigiria, polimicrogiria, disartria... así era la diagnosis de Leona. Esto producía muchos problemas en la vida de una niña pequeña, que manejó a superar gracias al MÉTODO GLARTH del tratamiento y el equipo de la policlínica Glavić. La madrea Vrtjel no quería aceptar los pronósticos negros y en confianza contactó al equipo de la POLICLÍNICA GLAVIĆ.

A la Policlínica Glavić en Dubrovnik pequeña Leona vino por primera vez en junio del año 2017. Entonces sus posibilidades eran mínimas, podía hacer solo tres pasos dependientes, mientras la única comunicación que hacía era con su madre a través del lenguaje de señas. Gracias a los ejercicios que hacía persistentemente varias horas al día, sus éxitos eran muy avanzados ya en la semana ocho de la neurorehabilitación con ROBÓTICA en la Policlínica Glavić, y ya hasta el final de la terapia podía andar en series de 10 hasta 15 pasos independientes y empezó a hacer actividades diarias con sus manos, lo que para ella y para su madre valiente hasta entonces era un objetivo impensable.





El próximo ciclo tenía en octubre, noviembre y diciembre en la Policlínica Glavić Zagreb, donde continuó realizando el progreso rápido. El paso de Leona ha avanzado en series de más de 50 pasos. Llegó a ser más estable, firme en el tronco, segura. Después siguió el ciclo de primavera en marzo, abril y mayo, donde consiguió más de 100 pasos independientes y llegó a ser completamente liberada de la ayuda de los demás y de los ayudantes.

La niña PERSISTENTE Leona ha llegado a amar el dispositivo LOKOMAT y ha aceptado que justo ESE DISPOSITIVO algún día va a posibilitarle una vida independiente. Leona es una chica especial. Mientras otros niños pasan sus días en los parques, Leona ha aceptado su realidad y ha recopilado la perseverancia para ser una mujer independiente algún día. Tiene terapias 6 días de la semana, cinco o seis horas en más de 10 dispositivos robóticos para la rehabilitación del cuerpo entero con terapia convencional de acompañamiento y la terapia ocupacional. El equipo de la Policlínica Glavić, que de momento cuenta con más de cientos expertos, llegó a ser la parte de su vida, su familia, su motivación. Y gracias al conocimiento profesional y los dispositivos robóticos sofisticados, Leona sobrepasa cada día los límites de lo posible y rompe todas las expectativas. Leona ha progresado tanto que se va al jardín de infancia con un asistente, entre las terapias.